Páginas vistas en total

31 de octubre de 2011

Mi meta: Un Verano de Fiesta

Y pasé de ir sola a mi casa de noche a tener hora, no poder ir sola y salir menos. ¿A cambio de que? Sólo cuento los días que espero que pasen rápido. 
Posiblemente nunca averiguaré un por qué coherente, con sentido y bien lejos de el sentido de la protección. 
Ya llegará mi hora.

25 de octubre de 2011

Vamos



Deja de hablar. 
Hagamos una locura. 
Tú, yo y nuestra enorme necesidad de placer.


21 de octubre de 2011

-Quiero Fiesta Contigo-

Sueños que se escapan de mi cabeza. 
Sólo me invade la fiesta, la locura.
 Hay tíos que utilizan a su perro para ligar, algo deprimente. Pero hay algo mejor que el amor. 
Un Sábado noche. Ella y yo. Lejos, California, Las Vegas, Mykonos, Ibiza, donde quieras. Propongo pasar infinitas noches juntas. Lejos de lo habitual, del amor, solo tú y yo. 
 Sólo la música a todo volumen. Copas, una tras otra. Bailar, reír, caer y levantar. Llorar de reír. Casarnos, tú mi única esperanza. Despiertas en mí un estado puro, frutal. Que solo tú lo sabes sacar. Si las cosas van mal, algo capaz de ocurrir, correremos  y correremos pues ahí delante se encuentra la felicidad. Algo que nunca acabará. 
Tú siempre junto a mí y yo siempre tuya.
Para mi Gusi, la única.

14 de octubre de 2011

Amiga mía

Ciega de amor, incapaz de levantarte, cerca de la esperanza y demasiado lejos de la propia realidad.
Te seguiré queriendo más.

6 de octubre de 2011

Jugar

Qué bien estaría si pudiera coger un avión e irme a un lugar lejos de esta isla. Estaría tan lejos de tus pensamientos y de tu creencia..
Y luego tan lejos de sus abrazos que no sabría decir si me miento a mí misma diciendo que no te necesito o que de verdad no te necesito. Y luego cogería todos mis pensamientos hacia tí y los arrojaría desde lo más alto de un rascacielo junto a tu sentido de la protección hacia mí. Sería practicamente libre. Dejaría que me la jugaran pues estoy preparada para afrontarlo y seguir. Porque si no me he rendido hasta ahora, no voy a hacerlo luego. Sólo era algo pasajero con un poco de ilusión.

Creyentes de algo que podrá pasar

Pero que difícil es no incomodarte cuando quieres hacerte creer que todo puede cambiar. Te dejas guiar por el destino aunque a veces te gustaría cambiarlo. Y te digo yo, lee entre línas, joder lo digo parpadeando... Actúa ya. Actúa, joder, actúa. Dime que me necesitas, dime que quieres estar conmigo, dime que no existe otra.. Dime que vendrás a recatarme de toda preocupación. Dime que el destino dijo lo que yo pensaba.
No estás. Te dije que me iba aún sin haber ido. Quice decirte muchas cosas. Y ahora me duele todo. Me duele que no estés, sólo fueron días y no tengo ese respaldo tuyo.
Que testarudos son al igual que predecibles. 
Difíciles de comprender, rápidos de seducir.