Páginas vistas en total

6 de octubre de 2011

Creyentes de algo que podrá pasar

Pero que difícil es no incomodarte cuando quieres hacerte creer que todo puede cambiar. Te dejas guiar por el destino aunque a veces te gustaría cambiarlo. Y te digo yo, lee entre línas, joder lo digo parpadeando... Actúa ya. Actúa, joder, actúa. Dime que me necesitas, dime que quieres estar conmigo, dime que no existe otra.. Dime que vendrás a recatarme de toda preocupación. Dime que el destino dijo lo que yo pensaba.
No estás. Te dije que me iba aún sin haber ido. Quice decirte muchas cosas. Y ahora me duele todo. Me duele que no estés, sólo fueron días y no tengo ese respaldo tuyo.
Que testarudos son al igual que predecibles. 
Difíciles de comprender, rápidos de seducir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario