Páginas vistas en total

24 de noviembre de 2011

No vale detenerse.

 No vale detenerse y pensar en el pasado. Sé y estoy segura de ello que algún día, en un futuro cercano, no me acordaré de la existencia de éstos pensamientos en mí. Y puede que los recuerdos tampoco. Entonces, ¿De que sirve sentirse mal ahora? 
No hay más que pensar, imaginar. Sólo dejar de recordar. Las personas no son dueñas del propio destino. Debemos afrontarlo y continuar, con la cabeza bien alta y las palabras adecuadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario