Páginas vistas en total

15 de agosto de 2011

Equivocarse

Es verdad que todos tenemos ese gran derecho a la equivocación. Pero equivocarse puede venir acompañado de rencor. Me había equivocado, sí. Pero me considero una persona libre, que puede hacer lo que quiera, con quien quiera. Y tú, que estás en mi situación, ¿ No eres capaz de aceptar mi equivocación? Me parece estúpido por tu parte.  Ya que el verano está para disfrutarlo al máximo. Y aún así no me preocupa ya. Porque si de algo estoy segura es que lo de ahora no es para siempre, porque nada es para siempre. Simplemente no pienso en lo que podría haber sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario